El Real Oviedo se deja dos puntos

El Real Oviedo se deja dos puntos

Los azules igualan en Vallecas (2-2) tras ir ganando y con un hombre más

624
0
Compartir
Carlos celebra su gol (Foto: La Liga).

El Real Oviedo cosechó un punto ante el Rayo (2-2) que deja un sabor agridulce al equipo y afición. Los tres puntos estuvieron muy cerca, pero los azules no supieron cerrar el encuentro cuando más favorable lo tenían, con ventaja en el marcador y superioridad numérica.

Anquela decidió mantener su once tipo pese a la amenaza de las bajas. El equipo funciona y así lo demostró en Vallecas. Sin embargo, para Almería sí que tendrá que hacer modificaciones, ya que tanto Forlín como Christian y Mossa tendrán un partido de sanción por acumulación de amonestaciones.

El partido comenzó con un ritmo altísimo por parte de los dos equipos. Tanto locales como visitantes se afanaban en presionar a sus rivales, tratando de llegar cuanto antes al área rival.

Cuando el dominio comenzaba a ser azul, un error en la salida de Folch permitió a Embarba centrar al corazón del área donde apareció Chori Domínguez para rematar solo y hacer el 1-0. Un fallo había permitido el gol local, igual que hace una semana en Huesca.

Pero el mazazo no tuvo consecuencias en lo psicológico para el Real Oviedo, que siguió con su plan de partido y empezó a cercar el área del Alberto sin grandes ocasiones, pero con la sensación de peligro inminente.

En un saque de esquina a 5 minutos del descanso, Carlos Hernández consiguió rematar al larguero una jugada ensayada. Linares rescató el esférico cuando se iba a perder por línea de fondo y lo cedió atrás para que Christian empatara. Resultado justo para los azules justo antes del paso por los vestuarios.

Segunda parte de locura
La reanudación comenzó con otro gol del Real Oviedo a balón parado. Esta vez fue Saúl el que centró desde la esquina para que Carlos Hernández hiciera el 1-2 y su quinto tanto en lo que va de campeonato.

Los de la capital del Principado habían hecho lo más difícil: remontar en Vallecas. Además, dominaban con soltura en el comienzo de la segunda parte. Christian Fernández y Folch tuvieron sendos cabezazos para haber puesto el 1-3 en el marcador, pero en ambos casos el balón se fue fuera por muy poco.

El paso de los minutos y la entrada de Manucho consiguieron echar atrás a la defensa azul, olvidándose en exceso de la portería rayista. Pese a ello, los asturianos consiguieron una nueva ventaja cuando los locales se quedaron con 10 futbolistas por la expulsión de Velázquez.

En esta situación favorable, los azules no consiguieron mantener el control del partido y el Rayo fue poco a poco acercándose al área de Alfonso.

En un balón largo en el que Mossa rompía el fuera de juego, Carlos Hernández tuvo que derribar a Manucho, jugándose la tarjeta roja. La falta fue lanzada por Embarba y repelida por Christian con la cara y el brazo. El árbitro pitó penalti y Trejo igualó el encuentro.

Con un hombre más, el Real Oviedo trató de volver a ponerse por delante en el marcador. A punto estuvo de hacerlo en el descuento cuando Rocha envió el balón al palo de Alberto con un potente disparo desde fuera del área.

La mala suerte impidió que los asturianos se llevasen los tres puntos de Vallecas en un encuentro que siempre tuvieron más cerca de ganar que de perder. Otro empate importante, aunque, a diferencia de Huesca, este deja un sabor agridulce por lo cerca que estuvieron los tres puntos.

Rayo Vallecano: Alberto; Baiano, Velázquez, Dorado, Álex Moreno; Beltrán, Unai, Embarba; Aguirre (Manucho, min 59), Domínguez (Amaya, min 82), Trejo.
Real Oviedo: Alfonso Herrero; Johannesson, Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández, Mossa; Folch, Rocha; Aarón (Cotugno, min 91), Saúl Berjón (Varela, min 87), Linares (Toché, min 83).
Goles: 1-0 Domínguez (min 23). 1-1 Christian Fernández (min 39). 1-2 Carlos Hernández (min 48). 2-2 Trejo (min 81).
Árbitro: El colegiado Pérez Pallas mostró amarillas a los locales Dorado, Baiano, Manucho y Trejo, y a los visitantes Forlín, Aarón, Carlos Hernández, Christian Fernández y Mossa. Pérez Pallas también mostró roja directa a Velázquez.