Un empate que sabe a poco

Un empate que sabe a poco

El Real Oviedo iguala en Reus tras disfrutar de varias claras ocasiones para ganar

994
0
Compartir
Christian, en disputa con Máyor (Foto: La Liga).

El equipo de la capital del Principado se trae un punto de Reus (0-0), pero pudieron ser tres si se hubiera tenido algo de acierto de cara a portería. Fueron varias las ocasiones que se disfrutaron, sobre todo en la segunda mitad en la que los azules fueron superiores a su rival.

Una oportunidad de asaltar el ascenso directo perdida, pero lo mejor es que el Real Oviedo se mantendrá en la lucha una semana más. Ya son 9 las jornadas sin caer derrotado. El equipo llega en un gran momento al derbi contra el Sporting.

Alineación reconocible del Real Oviedo en el Estadi Municipal de Reus. Anquela no reservó absolutamente nada y solo introdujo a Verdés y Yeboah por los ausentes Carlos Hernández y Aarón Ñíguez. El resto, los de siempre. El encuentro de hoy era el más importante para las aspiraciones azules.

El comienzo del partido trajo un susto cuando apenas habían pasado unos pocos minutos. Verdés y Herrero no se entendieron en un balón dividido y Màyor estuvo a punto de hacer el primer gol del encuentro. El Real Oviedo se salvaba cuando no habían pasado 4 minutos.

Volvió a intentarlo el delantero del Reus con un remate de cabeza alto al que respondió Linares con un disparo que Tito se encargó de desviar a saque de esquina. Los dos equipos buscaban la portería contraria con insistencia, más con intención que con eficacia.

Llegada la media hora tuvo lugar la mejor ocasión de los azules en la primera parte. Centro de Christian al área y allí aparece Verdés que remata de cabeza. Edgar Badía, en una salida muy a destiempo, consigue salvar el gol del valenciano en el último momento.

Los últimos minutos de la primera parte fueron de dominio local que consiguió llegar al área oviedista a base de jugadas de estrategia, ocasionando mucha inquietud en la zaga asturiana. Sin embargo, la ocasión más clara la tuvo Yoda en el minuto 44, cuando se quedó solo delante de Herrero, pero su remate con la pierna derecha se fue muy desviado.

El Real Oviedo salió con otro ritmo
El paso por los vestuarios sentó bien a los asturianos que dispusieron de dos buenas opciones en los primeros minutos para adelantarse en el marcador. Ambas en las botas de Linares. La primera, en el minuto 46, terminó con un claro penalti de Pablo Íñiguez sobre el aragonés. El colegiado, Prieto Iglesias, señaló un fuera de juego inexistente.

Poco después, la presión de Linares hizo efecto y consiguió arrebatar el esférico a la defensa catalana, plantándose solo delante de Edgar Badía. El cancerbero local rechazó el disparo de Linares y, en el segundo intento, no consiguió golpear correctamente al esférico.

Como no hay dos sin tres, el ariete azul volvió a disponer de otra gran alternativa para adelantar a su marcador. Mossa apareció por la frontal del área y filtró un gran pase para Linares. Su remate con la izquierda fue repelido por el portero del Reus.

Anquela dio entrada a Toché en lugar de Yeboah, tratando de buscar la carta de su cazagoles. Pese a ello, al Real Oviedo se le acabó la gasolina o la lucidez y ya no dispuso de grandes ocasiones hasta el final del partido.

Las últimas intentonas fueron por parte del Reus, todas ellas a balón parado. Los asturianos consiguieron mantenerse firmes y se traen un punto para el Principado. Una lástima. Por méritos lo justo hubiera sido que el Real Oviedo hubiera conseguido la victoria.

CF Reus: Edgar Badía; Campins, Tito, Pablo Íñiguez, Álex Menéndez; Álex Carbonell, Gus Ledes, Vítor; Yoda (Haro, min. 84), Máyor (Édgar Hernández, min. 88) y Fran Carbià (Juan Cámara, min. 71).
Real Oviedo: Alfonso; Johannesson (Cotugno, min. 89), Verdés, Forlín, Christian, Mossa; Folch, Rocha; Yeboah (Toché, min. 71), Berjón y Linares (Varela, min. 88).
Goles: 0-0.
Árbitro: Prieto Iglesias. Mostró amarillas a los locales Yoda y Cámara, y a los visitantes Verdés, Toché y Linares.
Incidencias: 2.373 espectadores. Como siempre, presencia azul en las gradas.