“Con este equipo se puede ir al fin del mundo”

“Con este equipo se puede ir al fin del mundo”

Anquela pide trabajo y respeto al rival

625
0
Compartir
Anquela, en la banda del Tartiere en el partido ante el Albacete (Foto: Álvaro Campo).

El Real Oviedo trabajó esta mañana la estrategia a puerta cerrada en las instalaciones del Requexón, algo ya habitual en la preparación de los partidos. Anquela tan sólo cuenta con la baja de Olmes García, el único fichaje de los azules en el mercado de invierno. El colombiano sufre un esguince que le tendrá apartado entre seis y ocho semanas del equipo, limitando mucho sus posibilidades de debutar en liga. La buena noticia es que Anquela podrá contar con Folch, el hombre que ha jugado la totalidad de los minutos de competición y que ha tenido alguna molestia a lo largo de la semana. Anquela afirma que “tenemos que ir con precaución, pero podremos contar con él para Zaragoza”.

Ante el conjunto maño, el técnico de los azules advierte de “un buen equipo, hecho para ascender”, un equipo “de Primera que está en Segunda por circunstancias”, pero el Oviedo va “como siempre, a por la victoria”. Y para ello, “tenemos que estar tranquilos y juntos. Nunca he engañado a nadie, siempre insistí en lo difícil y complicado que es esto. Para ganar tenemos que estar al máximo nivel, haciendo las cosas bien durante mucho tiempo”.

Para conseguir el objetivo, el Oviedo debe mejorar sus números fuera de casa. “Tenemos menos puntos como visitante, pero la forma de afrontar los partidos es la misma”, explica Anquela. “Hay que dar un pasito hacia delante y en Zaragoza no va a ser fácil, pero vamos a intentarlo. Tengo un equipo que se puede ir con él al fin del mundo. Tenemos claro quiénes somos y adónde vamos”.

Al finalizar el partido ante el Albacete, el entrenador habló de que era necesario salir con una marcha más, una forma de decir, según aclaró esta mañana, “que no habíamos salido con la fuerza necesaria. Si pensamos que vamos a ganar a cualquiera con el nombre, sin trabajar, no es así. Con el nombre no se va a ningún lado, se va con los hombres. Mis chicos han trabajado y competido, estoy orgulloso de ellos. A dos puntos tenemos el infierno y a dos la gloria. Tenemos que estar preparados para la batalla, con la debida fuerza y sabiendo lo que se requiere en cada momento”.

En lo que no se quiere meter Anquela es en hacer cuentas más allá de jugar un partido: “Nuestro planteamiento es el del primer día, ganar cada jornada y así siempre. No voy a hacer cuentas ni historias. Me interesa el día a día, competir y salir a ganar. Nunca hemos engañado a nadie. Esto es muy duro, tenemos claros quienes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. No ponemos excusas, somos capaces de competir ante cualquiera”.

Lo que pide el técnico es trabajo y respeto al rival. Saber que hay que sufrir cada partido para conseguir un premio: “Hay que respetar a todo el mundo, sabiendo cuales son nuestras armas y como hemos llegado hasta aquí. Hemos sufrido como perros, corriendo y trabajando. En Vallecas no nos arrugamos, en Huesca tampoco, ahora no ganamos y vamos a seguir por la misma línea. Yo nunca me quejo de nada, no nos regalan nada y a la mínima tenemos problemas. Los chavales se dejan el alma en cada partido, compiten como yo quiero”.