Steven relanza al Real Oviedo

Steven relanza al Real Oviedo

Un gol del delantero del Vetusta permite a los azules regresar a puestos de playoff

786
0
Compartir
Steven se lleva un balón de cabeza (Foto: Álvaro Campo).

El cuento no podía tener mejor final. Steve Prieto, único delantero con el que contaba Anquela, salió desde el banquillo y tardó menos de un minuto en conseguir el gol de la victoria para su equipo frente al Granada (2-1). El futbolista del filial demostró que el oficio de ‘9’ no se puede improvisar de una semana para otra, que es algo que se trabaja y se lleva en la sangre.

Su acción, su remate de primeras y su pelea del rechace han supuesto tres puntos para el Real Oviedo. Una victoria necesaria para el conjunto de Anquela que, de esta manera, regresa a puestos de playoff y afronta esta última fase de campeonato con otro espíritu. Un triunfo vital en las aspiraciones oviedistas conseguido a base de esfuerzo, trabajo, casta y cantera, cuatro ingredientes en los que no siempre se apoya esta entidad.

Muchos movimientos en la alineación del Real Oviedo. Pese a que en rueda de prensa había colocado a Steven como “principal opción”, Anquela apostó por jugar sin delantero centro, con una línea de tres compuesta por Saúl Berjón, Aarón Ñíguez y Diego Fabbrini. Además, Cotugno se hizo finalmente con el puesto de Johannesson y, lo que más llamó la atención, McDonald Mariga era titular en el centro del campo junto a Folch. El keniano iniciaría un encuentro cuatro meses después. No lo hacía desde Valladolid, en la jornada 15. Cuatro meses exactos desde aquel día.

La primera parte, si no fuera por los goles, era para eliminarla del recuerdo. Los dos equipos salieron a no perder, evitando fallos que pudieran costar caros. Lo mejor, o peor, es que ninguno lo consiguió, ya que los dos goles que se vieron fueron errores groseros por parte de las defensas.

El Real Oviedo trató de llevar la iniciativa, aunque sin apenas mordiente ofensivo. La línea de tres, con falso 9, lo intentaba, pero no conseguía crear peligro alguno. El Granada, en cambio, no llevaba el peso del partido, pero sí que se asomaba al área de Alfonso Herrero. A punto estuvo Joselu de hacer el 0-1, pero su remate se estrelló en el larguero. Contestó Aarón Ñíguez con un remate fuera a centro de Mossa.

Poco más se vio en la primera parte hasta que Mossa despejó al centro del área, donde dicen que nunca debe hacerse, para que Kunde controlase y rematase al fondo de las redes azules. Era el 0-1.

El castigo no duró en exceso, ya que Javi Varas se empeñó en devolver el favor al dejar dentro del campo una mala cesión de Chico Flores. Carlos Hernández recuperó el esférico y Forlín hizo el empate poco antes del descanso. El argentino volvía a ver portería tras su gol ante el Tenerife la jornada pasada.

El partido subió de revoluciones tras el paso por los vestuarios. Tanto Real Oviedo como Granada pisaron el acelerador en busca de una victoria vital en la lucha por el playoff. Las ocasiones empezaron a aparecer en los primeros minutos. Aarón avisó en un balón largo a la espalda de la defensa. El remate del ilicitano se marchó desviado. Al instante contestaron Machís y Kunde. El extremo no consiguió rematar un balón franco cuando se encontraba solo en el área, mientras que el centrocampista envió fuera por muy poco un disparo desde lejos.

No se quedaron atrás los oviedistas. Mariga y Christian Fernández pudieron hacer el 2-1 en una falta botada por Berjón que el Granada no consiguió despejar. Ambos futbolistas se molestaron cuando tenían todo de cara para adelantar a su equipo.

El preparador del Real Oviedo trató de darle más chispa a su equipo con la entrada al campo de Steven en lugar de Fabbrini. En menos de un minuto, el delantero del Vetusta consiguió estrenarse como goleador con el primer equipo al recoger un centro de Mossa. Su remate fue repelido con dificultades por Javi Varas, pero el atacante peleó el rechace y llevó el delirio a la grada del Tartiere. Llegar y besar el santo para el ariete azul.

Trató de adelantar líneas el Granada y el Real Oviedo prefirió recogerse cerca de su área. Los andaluces buscaban la portería de Alfonso Herrero, pero la zaga oviedista se defendía más que correctamente.

Los últimos minutos se empantaron en exceso, con rifirrafes entre futbolistas de ambos equipos, expulsión incluida de Machís por un golpe a Viti con el balón parado. También se pudo quedar con 10 el Real Oviedo después de un codazo de Christian a Joselu en un balón dividido.

Pese a los intentos andaluces, el conjunto de Anquela se defendió a la perfección y supo guardar su portería de los ataques nazaríes. El pitido final devolvió la alegría a la grada y al Real Oviedo al playoff, ahora empatado a puntos con Zaragoza, Sporting y Granada. Las últimas jornadas prometen ser emocionantes, pero los azules las afrontan con otro espíritu tras doblegar a un rival directo.

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Cotugno (Viti, min 87), Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández, Mossa; Folch, Mariga; Aarón Ñíguez, Saúl Berjón (Varela, min 90), Fabbrini (Steven, min 62).
Granada: Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Saunier, Álex Martínez (Pedro, min 81); Pierre Kunde, Montoro; Darwin Machís, Sergio Peña, Salvador Agra (Hjulsager, min 68); Joselu (Rey Manaj, min 74).
Goles: 0-1 Kunde (min 39). 1-1 Forlín (min 43). 2-1 Steven (min 64).
Tarjetas: El colegiado Arcediano Monescillo amonestó a los locales Mossa y Mariga, y a los visitantes Sergio Peña, Chico Flores, Montoro y Víctor Díaz. Además, expulsó con roja directa a Machís.
Incidencias: Estadio Carlos Tartiere, 14.258 espectadores.