Pumarín recibe a un Palencia sin Otegui

Pumarín recibe a un Palencia sin Otegui

Tras tres jornadas seguidas jugando fuera, el equipo se encomienda a su afición

461
0
Compartir
El Oviedo quiere levantarse tras la derrota en Castellón (Foto: Álvaro Campo).

El Oviedo vuelve a Pumarín tras disputar las tres últimas jornadas a domicilio. Mañana, a las seis y media de la tarde, los de Carles Marco recibirán al Palencia, una de sus bestias negras. “Hay que pensar en que ya han pasado estos tres partidos, que seguimos en una buena posición, que vamos a seguir mejorando y que tenemos ganas de jugar en casa el sábado por la entidad de Palencia, la rivalidad que tenemos y porque se nos ha hecho cuesta arriba jugar tantos partidos fuera seguidos y que ahora venga Palencia a casa es un soplo de aire fresco”, afirma el técnico de los carbayones.

El partido supondrá la primera oportunidad para los aficionados de ver a la última incorporación del equipo, Mike Carlson, que ya disputó de minutos pero no está en plenas condiciones. “Ojalá estuviera ya al cien por cien”, comenta Carles Marco, “pero todavía le queda un poco. Se encuentra bien, se recupera fácilmente de los partidos y la lesión la tiene ya olvidada. Aún tiene que tener más confianza y menos miedo, pero tiene que coger ritmo de partidos porque ha estado prácticamente diez meses sin jugar. Además, aunque ha jugado dos partidos, hasta el de Castellón casi no se puede ni contar porque el anterior estuvo muy poco en la pista. Hay que darle tiempo, al igual que a Zoran Vrkic, Chema González e incluso Nick Novak para ver realmente a los jugadores que queremos ver”. Independientemente del estado de cada uno, el técnico espera “que no falten las ganas, la ilusión y energía que nos van a dar para ayudarnos en todo lo que puedan”.

En el Palencia, será baja Urko Otegui, pero Carles Marco avisa de que “a pesar de tener la baja de Otegui están siendo consistentes en el rebote y son un equipo que en todo momento tiene las ideas claras”. Aunque vienen de una racha de seis victorias consecutivas, “tenemos que intentar que ellos terminen la racha y nosotros empezar una nueva después de la derrota en Castellón”. Y para ello, el técnico cuenta con el apoyo de su afición: “Espero que Pumarín esté muy enchufado, la verdad que siempre lo están y se lo intentamos agradecer con victorias, pero espero que estén especialmente enchufados el sábado por la rivalidad, porque es un equipo que no se nos ha dado bien históricamente y que es el rival que mejor está en la liga y necesitaremos de Pumarín”.

El encuentro será dirigido por los colegiados Asier Quintas Álvarez y José Vázquez García.