Esta vez, no

Esta vez, no

El Oviedo tuvo la última opción en Manresa, pero esta vez no entró

422
0
Compartir
Chema González lanza a canasta ayer en Manresa (Foto: ICL Manresa).

OCB
Manresa

 

El Oviedo rozó el triunfo en el Nou Congost frente al Manresa. Los carbayones, que se sobrepusieron a los peores momentos, tuvieron opción de hacerse con la victoria en la última posesión, con un lanzamiento de Víctor Pérez, pero el balón se salió del aro y los de Carles Marco se quedan en la cuarta posición de la tabla con 19 partidos ganados en su casillero tras perder por 70 a 68.

El comienzo del choque fue un intercambio de golpes. Jordi Trías inauguró el marcador, pero Vrkic rápidamente igualó el choque. Un parcial de 0-6 para el Oviedo permitió a los de Carles Marco distanciarse (4-8), aunque el Manresa reaccionó a tiempo y logró doblegar a los asturianos en los primeros compases de juego. Una canasta de Fabio Santana (11-10) rompió la sequía carbayona, pero los locales consiguieron una cómoda renta para terminar el cuarto con un 22-12, ya que en los últimos cuatro minutos solamente Novak logró dos puntos para el Oviedo.

No se vinieron abajo los carbayones y volvieron a meterse en el partido en el segundo cuarto. Pese a los dos tiros libres iniciales de Sakho, dos triples magistrales de Karahodzic hacían creer a los asturianos (24-18). Barro, desde el tiro libre, recortó más la renta. Sin embargo, un 2+1 de los catalanes les volvía a distanciar. Davis Geks acertó desde el perímetro, aunque en la siguiente acción Landberg situaba el 31-23 para Manresa gracias a un tiro libre adicional. Llegaron buenos minutos del Oviedo antes del descanso, primero con una acción de Carlson –que era contestada por dos tiros libres de Nacho Martín- y después con otro triple de Davis Geks. El letón situó al Oviedo a seis puntos a falta de tres minutos para el descanso. Tras dos tiros libres de los manresanos, Geks solamente acertó uno desde la línea de 4,60. El equipo de Carles Marco estuvo inspirado antes del intermedio, donde siguió recortando puntos gracias a Chema González, Fabio Santana y Davis Geks, quien convirtió un tiro libre tras una técnica señalada a los locales.

En la segunda parte, el Oviedo siguió con su ambición. Los asturianos se pusieron a un solo punto gracias a la canasta de Fabio Santana, aunque Jordi Trías anotó en el aro contrario en la acción posterior. Un triple de Mike Carlson, con menos de un minuto transcurrido, sirvió para empatar el duelo (38-38). Llegaba un nuevo intercambio de golpes; canasta de Nacho Martín y dos puntos para Barro, canasta de Trías y un triple de Víctor Pérez, que, a 6:33 para el final del cuarto, situó al Oviedo por delante en el marcador. Los pupilos de Carles Marco aprovecharon el viento favorable para seguir subiendo su ventaja. Fue una canasta de Chema González y un triple de Kenan Karahodzic lo que les puso seis puntos por encima (42-48), la máxima ventaja en el encuentro. Sin embargo, los catalanes no se rindieron. Dos tiros libres de Hamilton equilibraron el partido a 1:58 para el final del tercer cuarto. Pese al punto de Davis Geks, los últimos minutos fueron para los locales, quienes afrontaron el último cuarto con una ventaja de cinco puntos (56-51).

Pero el Oviedo tiene en su ADN la capacidad de no rendirse. Y de nuevo se enganchó al partido. El triple de Davis Geks nada más comenzar colocó el marcador en 56-54. Lundberg anotó un tiro libre para los manresanos, pero el equipo carbayón, de nuevo desde el perímetro, en esta ocasión por mediación de Carlson, igualó el choque (57-57). Los asturianos siguieron metidos en el partido a cada instante. La canasta de Nacho Martín fue respondida por una de Barro y la siguiente acción de Trías contó con un tiro libre anotado por parte de Geks. A falta de tres minutos y medio, Nacho Martín convirtió un tiro de dos (63-60), pero los de Carles Marco siguieron sin rendirse. Una acción de Barro y otra de Fabio Santana dejaron el duelo en tablas (64-64) a falta de 2:49. Entonces llegaron dos acciones convertidas por los manresanos que resultaron determinantes; una canasta de Trías y un triple de Nacho Martín. Con el 69-64, Belemene se encargó de anotar para el Oviedo. Los locales convirtieron uno de sus dos tiros libres, mientras que Fabio Santana no falló desde la línea de personal (70-68) a falta de 29 segundos. La buena defensa de Oviedo les permitió hacerse con el balón para disponer de un último tiro, pero Víctor Pérez, sobre la bocina, no acertó en esta ocasión.

Manresa: Lluis Costa, Gabriel Lundberg (9), Noah Allen (9), Nacho Martín (19), Jordi Trías (13) – cinco inicial-, Ashley Hamilton (11), Jordan Sakho (4), Nil Briá, Daniel García (2), Álvaro Muñoz (3) y Jokubas Gintvainis.
Oviedo Baloncesto: Fabio Santana (9), Davis Geks (15), Zoran Vrkic (2), Mike Carlson (8), Mouha Barro (10) –cinco inicial-, Víctor Pérez (5), Kenan Karahodzic (9), Chema González (4), Nick Novak(2) y Romaric Belemene (4).
Árbitros: Iván González y Carlos Merino. Sin exclusiones.