Solo vale ganar

Solo vale ganar

El Real Oviedo llega al Anxo Carro con la obligación de sumar tres puntos

483
0
Compartir
Los azules celebran un gol al Lugo que inició la reacción de la primera vuelta (Foto: Álvaro Campo).

Si el equipo de la capital del Principado quiere jugar el próximo playoff de ascenso, solo puede hacer una cosa: ganar al Lugo (domingo 16:00, Anxo Carro). Cualquier otro resultado podría comprometer demasiado las aspiraciones clasificatorias del Real Oviedo.

Los resultados de la jornada del viernes y del sábado han arrojado luces y sombras para los intereses oviedistas. Así, los azules se pueden beneficiar de los pinchazos del Cádiz ante el Almería o del empate entre Granada y Osasuna. Sin embargo, las victorias de Zaragoza y Numancia ponen presión para el Real Oviedo.

Anquela podría cambiar su equipo
Durante la semana, el entrenador del Real Oviedo ha ido alternando la tradicional defensa de tres centrales con una más clásica de cuatro. En el ambiente empieza a planear la posibilidad que el entrenador andaluz pueda volver al 4-2-3-1, idea primigenia en el mes de julio y que la lesión de Fabbrini impidió que se ejecutara durante este año.

Pero el italiano ya ha vuelto y empieza a pedir sitio junto a Aarón y Saúl Berjón. Juntar a los tres “buenos” por detrás de Toché. Con esta formación llegaron los mejores minutos el sábado pasado frente al Alcorcón, creando muy buenas ocasiones de gol que no se consiguieron materializar.

Sin embargo, es posible que Anquela apueste por la continuidad en el inicio del encuentro, pudiendo modificar el dibujo de su equipo según las necesidades a lo largo del encuentro.

Las pocas dudas que existen en la alineación se centran en el centro del campo, donde Rocha y Mariga se juegan un puesto para acompañar a Folch. Ambos futbolistas no pudieron estar frente al Alcorcón y uno de los dos entrará por el húngaro Hidi, que no ha entrado en la lista de 18 futbolistas que viajaron a Lugo.

Otra duda es quién será el tercer atacante junto a Toché y Saúl Berjón. Se lo juegan entre Fabbrini y Aarón. Eso sí, si hubiera una modificación en el dibujo, los cuatro futbolistas compartirían la responsabilidad ofensiva del Real Oviedo.

Enfrente, un Lugo que también aspira sus opciones de luchar por el playoff. Una derrota prácticamente descartaría a los lucenses. Se trata, por tanto, de una final para ambos equipos.