Cuartos y a por el récord

Cuartos y a por el récord

El Oviedo se impone al Huesca por 19 puntos y puede batir su registro de triunfos en LEB Oro

422
0
Compartir
Arteaga, en una acción del partido (Foto: Hugo Álvarez / OCB).

El Oviedo se aseguró ayer la cuarta plaza de la liga al derrotar en casa al Huesca por 80 a 61. Los de Pumarín igualan su récord de victorias en LEB Oro, 22, y buscarán en la última jornada batirlo en Lugo, ante el Breogán, antes de iniciar el playoff de ascenso a la ACB con el factor cancha a favor.

El encuentro comenzó con varias imprecisiones en ataque por parte del Oviedo, que a pesar de abrir el marcador con una canasta de Mouhamed Barro, en los siguientes ataques encontraron dificultades para anotar y permitieron que el Huesca cogiera una ventaja inicial de 2-7, hasta que lo remedió Romaric Belemene con dos puntos. A pesar de que el conjunto asturiano seguía sufriendo para anotar, el buen momento defensivo hizo que, poco a poco, los jugadores dirigidos por Carles Marco se fueran acercando en el electrónico, especialmente tras un mate de Mouhamed Barro. Al ecuador del primer cuarto, el Oviedo logró tomar ventaja de nuevo gracias a una bonita bandeja anotada por Fabio Santana. A partir de ese momento, el partido se igualó, con ambos equipos tomando la ventaja y perdiéndola consecutivamente con canastas en los dos aros. En el último minuto del partido, el encuentro comenzó a adquirir un ritmo más lento, debido a las interrupciones por las diversas faltas que enviaban a los dos equipos a la línea de tiros libres. La última canasta del cuarto la anotó Mikel Motos para poner al Huesca 16-17.

A pesar de que el segundo período comenzaba con dificultades para anotar nuevamente, Nick Novak consiguió abrir el marcador con una canasta desde la línea de triple que adelantaba por dos puntos a los locales. A falta de 6:47 para el descanso, tras unos buenos minutos en ataque del Oviedo, en los que se logró anotar con mayor facilidad, Guillermo Arenas se vio obligado a parar el encuentro con 23-19 en el electrónico. A la vuelta del tiempo muerto, el Huesca logró un parcial de 0-4, culminado por Kevin van Wijk al contraataque; sin embargo, por medio de Zoran Vrkic, los locales volvieron a adelantarse en tres puntos. En los siguientes minutos, el Huesca siguió encontrándose cómodo en la pista, haciendo que a falta de 4:33 para el descanso, fuese Carles Marco el que tuviese que pedir un tiempo muerto con 26-27 en el electrónico de Pumarín. En la reanudación, Mouhamed Barro volvió a colgarse del aro para recuperar la ventaja local. Al igual que ocurriera en el primer cuarto, durante los últimos minutos los dos equipos se intercambiaron canastas, sin que ninguno fuese capaz de alejarse en el marcador. Con 2:22 para el descanso, Mike Carlson consiguió que no fue capaz de aprovechar Agustí Sans desde la línea de tiros libres. En la siguiente jugada, Romaric Belemene logró levantar al público de Pumarín anotando un espectacular alley-oop, seguido de un nuevo aro pasado de Oliver Arteaga que obligó al técnico visitante a pedir un tiempo muerto con 47 segundos por disputarse. Finalmente, esa reacción fue suficiente para que el Oviedo marchase al descanso con 34-29 en el marcador.

El tercer cuarto comenzó de manera muy positiva para el conjunto local, que en la primera posesión anotó dos puntos gracias al tercer mate de Mouhamed Barro en el encuentro. Después de que el pívot senegalés convirtiese un nuevo mate, Guillermo Arenas consumió un nuevo tiempo muerto, debido a que los asturianos superaban por primera vez la barrera de los diez puntos (40-29). Tras el parón, los hombres dirigidos volvieron a atascarse en ataque, encadenando varias posesiones sin poder anotar y dejando que el Huesca se acercase en el electrónico. Tuvo que ser el máximo anotador del encuentro, Mouhamed Barro, el que volviese a sumar para los asturianos, anotando su punto 16 en el partido. A pesar de que seguía habiendo dificultades para anotar, el Oviedo confió en la veteranía de Oliver Arteaga para seguir sumando, para que el Levitec Huesca no se acercara en el marcador. Un gran triple de Zoran Vrkic conseguía alejar a los locales en seis puntos (47-41). Finalmente, un aro pasado de Oliver Arteaga se transformaría en la canasta definitiva del tercer cuarto para los locales, dejando el resultado en 49-44.

El último cuarto comenzó de la mejor manera posible para el Oviedo, con un parcial de 6-0 gracias a los triples de Nick Novak y Davis Geks, que ponían un 55-44 inicial, aumentado por una canasta de Oliver Arteaga. A falta de 6:53 para el final del encuentro, Guillermo Arenas se vio obligado a consumir un nuevo tiempo muerto después de que Nick Novak volviera a hacer sangre desde la línea de tres puntos. El parón le vino bien al Huesca, ya que, en la primera posesión tras el tiempo muerto, se acercaron desde el triple por medio de Kevin van Wijk. A pesar de los intentos del Huesca por acercarse en el electrónico, Nick Novak seguía en muy buena racha, anotando desde lejos y transformándose en el nuevo máximo anotador del encuentro con 18 puntos, que servían para poner el 65-52 en el marcador. El Oviedo siguió aprovechando el buen momento en la línea de tres puntos, desde donde Zoran Vrkic y Mike Carlson siguieron alejando aún más a los asturianos. A falta de 2:07 para el final del partido, Carles Marco decidió dar descanso a los dos bases del Oviedo, dando entrada al canterano Alonso Meana en la pista. El joven base del OCB dejó notar su presencia con una gran asistencia a Mouhamed Barro y en el siguiente ataque anotando desde la línea de triple para poner a los locales 23 arriba (80-57). Finalmente, dos tiros libres de Mikel Motos cerraron el resultado del partido en 80-61 a favor del Oviedo.

Oviedo Baloncesto: Mike Carlson (3), Mouha Barro (22), Fabio Santana (2), Davis Geks (3), Romaric Belemene (6) –cinco inicial–, Zoran Vrkic (11), Víctor Pérez, Kenan Karahodzic, Chema González, Oliver Arteaga (12), Nick Novak (18) y Alonso Meana (3).
Huesca: Sergio Rodríguez (13), Agustí Sans (3), Carles Marzo, Kevin van Wijk (17), Albert Fontet (4) –cinco inicial–,  Mikel Motos (8), Erik Durham, Vashil Fernández, Pablo Pérez (8) y Jubril Adekoya (8).
Árbitros: Germán Morales y Joaquín Lizana. Eliminado Karahodzic.
Parciales: 16-17, 18-12, 15-15, 31-17.