Nuevo tropiezo en el Tartiere

Nuevo tropiezo en el Tartiere

El Real Oviedo cae ante el Valladolid y compromete sus opciones de playoff

935
0
Compartir
Fabbrini disputa el balón durante el partido de ayer (Foto: La Liga).

Decepción en el Carlos Tartiere. El Real Oviedo cayó frente a un Valladolid (1-2) de manera merecida en un encuentro irregular y gris de los azules. Tras dos victorias consecutivas, las ilusiones se habían disparado. Sin embargo, este resultado es un jarro de agua fría para equipo y afición, aunque no está nada perdido y los asturianos tienen todavía intactas sus opciones clasificatorias.

Lo que funciona no se toca. La máxima que Anquela ha estado utilizando durante todo el año y que no modificó en la tarde noche de hoy. El andaluz dio continuidad a la alineación que venció al Lugo y al Nàstic en jornadas anteriores. Ningún cambio esperando los mismos resultados.

El Real Oviedo fue de más a menos. Comenzó dominando el encuentro y jugando cómodo en campo contrario y terminó totalmente dominado por el Valladolid. Los de Anquela vieron cómo su rival iba, poco a poco, convirtiéndose en dueños del enfrentamiento, llevando peligro al arco de Alfonso Herrero.

Aunque el primero en avisar fue Aarón Ñíguez, que apunto estuvo de llevarse el balón en una salida casi a la desesperada de Jordi Masip. Sin embargo, la ocasión más clara de los primeros 45 minutos fue para Óscar Plano, que remató solo en el área una dejada de Mata. Por suerte para los azules, Forlín se interpuso en la trayectoria del balón y lo desvió a córner.

Pese al buen hacer de Mariga en la medular, poco a poco el Valladolid tomó la manija sobre el césped del Tartiere. Lo intentó Mata, de cabeza, y también Hervías, que disparó alto. Eran pequeños avisos que los pucelanos iban mandado justo antes del descanso. Había que ver cómo le sentaba el paso por los vestuarios a los oviedistas.

Todo salta por los aires en la segunda mitad
El paso por los vestuarios no sentó nada bien al Real Oviedo. Los visitantes siguieron estando cómodos sobre el césped, mientras que los ataques asturianos morían una y otra vez a la orilla del área pucelana.

Cuando se llegaba al minuto 60, Folch perdió un esférico en el centro del campo. El Valladolid avanzó rápido y Óscar Plano encontró a Mata en el interior del área. El pichichi supo recortar a su marcador y batir con un disparo ajustado a Herrero.

Sin tiempo para asimilar el golpe, nuevo gol del Valladolid. Saque de esquina que la defensa no consigue despejar y Folch introduce el esférico en su portería. Dos golpes muy seguidos que los de Anquela notaron demasiado.

El míster azul trató de revolucionar a su equipo con tres cambios casi consecutivos. Sin embargo, los ánimos azules estaban muy bajos y los de la capital no conseguían llegar al área de Masip con claridad. Lo intentaron Toché y Mariga, pero con muy poca suerte.

En los minutos finales, y cuando mejor estaban los pucelanos, llegó el gol de la esperanza para Linares. El aragonés recibió un servicio desde la izquierda, controló con el pecho y, sin dejarla caer, batió al portero visitante con un disparo con la izquierda.

Pese a que los últimos cinco minutos fueron de asedio, el Real Oviedo volvió a caer en el Carlos Tartiere. Segunda derrota en tres encuentros para los asturianos en su feudo, que había sido casi inexpugnable durante la temporada.

El Real Oviedo tiene ahora una auténtica final en Soria. Será el domingo a mediodía y los azules se jugarán gran parte de sus opciones de playoff frente al Numancia.

Real Oviedo: Alfonso Herrero; Cotugno (Yeboah, min. 62), Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández; Folch, Mariga; Aarón Ñíguez (Johannesson, min. 59), Fabbrini (Linares, min. 64), Saúl Berjón y Toché.
Real Valladolid: Masip; Moyano, Kiko Olivas, Calero, Nacho; Míchel, Luismi; Pablo Hervías (Anuar, min. 73), Óscar Plano (Mayoral, min. 85), Toni Villa (Antoñito, min. 78) y Mata.
Goles: 0-1 Mata (min. 59). 0-2 Folch p.p. (min. 61). 1-2 Linares (min. 86).
Tarjetas: El colegiado Eiritz Mata mostró amarillas a los locales Christian Fernández, Forlín y Folch, y a los visitantes Mata y Moyano.
Incidencias: Estadio Carlos Tartiere, 17.008 espectadores.