El Oviedo pone muy a favor la eliminatoria

El Oviedo pone muy a favor la eliminatoria

Los de Pumarín se imponen al Palencia en tres minutos finales extraordinarios

412
0
Compartir
Chema González machaca el aro esta mañana (Foto: Álvaro Campo).

Pumarín vivió una mañana de gran baloncesto, con triunfo local por 91 a 76 ante un Palencia que aguantó sin fisuras hasta los tres últimos minutos. La magia del pequeño pabellón ovetense tiene esas cosas, que cuando hace falta, se agiganta para el rival. El Oviedo tiene la clasificación para la siguiente ronda en su mano. En el peor de los casos, la eliminatoria se decidirá en Pumarín. Y eso sí que es un plus.

El Oviedo tuvo dos caras en el primer cuarto. Comenzó enchufado, con una defensa muy intensa sobre Garrido que evitaba el lanzamiento de los palentinos. Hasta en tres ocasiones lanzaron forzado al agotar los 24 segundos de posesión. Pero permitió a los morados (ayer blancos) reaccionar y llegar a ponerse por delante. En la recta final, con los pesos pesados sobre la pista, los de Carles Marco lograron una ventaja de siete puntos, pero los errores propios permitieron a Palencia dejarlo en tres.

Miso fue una pesadilla para el Oviedo en el segundo cuarto. El exOCB hizo lo que quiso y el Oviedo no encontraba forma de pararle, aunque sí lograba mantenerse por delante casi todo el tiempo. Pocas veces se llegó a tener más de dos puntos de ventaja. Karahodzic y Santana lo consiguieron en dos canastas consecutivas para llegar a cuatro. La misma diferencia con que se llegó al descanso. Podía haber sido de un punto más, al disponer Chema González de un tiro adicional con el tiempo cumplido, pero no era el día del pívot en esa distancia.

La desesperante igualdad se mantuvo tras el descanso. El Oviedo tomaba alguna ventaja, hasta cinco puntos, pero el Palencia no daba tregua. Si en el segundo periodo fue el exOCB Miso la pesadilla carbayona, otro ex, Nikola Cvetinovic, se empeñaba en poner a prueba a los de Carles Marco. A los últimos diez minutos se llegaba con empate a 62 puntos.

La misma tónica siguió el periodo definitivo hasta que Geks, negado desde los 6,75 todo el partido, acertaba desde esa distancia. Fue el toque definitivo. Un triple del letón y una acción de Artega llevaron la distancia a seis puntos. Alejandro Martínez empezó a no verlo claro y pidió tiempo muerto. Pero ya no había solución. El Oviedo y Pumarín suman mucho. Había que ganar y lo que antes no entraba se convertía en canasta fácil. Lo que Palencia no fallaba hasta el momento, ahora era misión imposible. El Oviedo aceleró, Pumarín se desmelenó y a falta de tres minutos ya no había dudas. Hasta 18 puntos llegaron a separar a ambos equipo y hubo tiempo para lucirse con alley oop con pase de Novak y mate de Belemene. Victoria y disfrute. ¡Qué gran combinación!

Oviedo Baloncesto: Michael Carlson (7), Fabio Santana (14), Chema González (11), Davis Geks (3), Romaric Belemene (10) –cinco inicial–, Mouha Barro (6), Zoran Vrkic (6), Víctor Pérez (9), Kenan Karahodzic (2), Oliver Arteaga (17) y Nick Novak (6).
Palencia Basket: Sergi Pino (3), Urko Otegui (7), Enric Garrido (7), Thomas Ruffin (2), Jordi Grimau (20) –cinco inicial–, Bryce Pressley, Andrés Miso (19), Deividas Busma (2), Nikola Cvetinovic (14), Sani Campara (2) y Carlos Toledo.
Árbitros: Carlos García y Yasmina Alcaraz. Eliminado Thomas Ruffin.
Parciales: 19-16, 20-19, 23-27, 29-14.