El Real Oviedo se inmola

El Real Oviedo se inmola

Los azules caen en El Sadar tras renunciar al ataque en la segunda parte

513
0
Compartir
Anquela, en la sala de prensa en Pamplona (Foto: La Liga).

Se complican las opciones azules de entrar en el próximo playoff. A día de hoy, el Real Oviedo tiene que ganar los tres encuentros que restan y esperar que se den resultados en otros campos. Así de claro. La derrota en El Sadar (2-1) deja a los de Anquela al borde del precipicio. Si este encuentro se trataba de una final, los asturianos no supieron jugarla.

Tras el gol de Linares en la primera mitad, los azules renunciaron de forma descarada al ataque, esperando mantener la ventaja. Pero la segunda parte fue demasiado larga para los de la capital. Primero fue Fran Mérida. En el tramo final, David Rodríguez. Dos goles que dejan muy tocado a los de Anquela de cara a los tres últimos encuentros de la liga.

Anquela probó un nuevo dibujo frente a Osasuna. Una especie de 3-5-2 con Hidi, Folch y Rocha en el centro del campo para reforzar la medular. Arriba, Linares y Berjón actuarían prácticamente como dos islas.

Las cosas no comenzaron mal para los azules, que estaban muy bien plantados sobre el césped. Así, en una arrancada típica de Johannesson llegó el primer gol. El internacional islandés llegó a la frontal del área y encontró al delantero dentro del área, que batió a Herrera.

Fue el único disparo de los asturianos entre los tres palos en 90 minutos porque, a partir de ahí, se dedicaron a defender hasta el pitido final. Lo cierto es que, hasta el descanso, el Real Oviedo consiguió frenar las acometidas navarras sin demasiados agobios. Parecía que los asturianos conseguían, por fin, volver a ser ese equipo duro y rocoso de mediados de temporada.

Una segunda parte para olvidar
Todo lo contrario que los segundos 45 minutos. El Osasuna salió con otra marcha y puso cerco a la portería de Herrero. La entrada de Fran Mérida y David Rodríguez fue la revolución que necesitaba el juego osasunista.

El centrocampista catalán fue el encargado de canalizar todo el juego rojillo. En el minuto 57 encontró dentro del área a Robert Ibáñez, que fue derribado por el cancerbero azul cuando el esférico ya se perdía por línea de fondo. Mérida se encargaría de poner el 1-1 en el marcador.

Siguió la ofensiva local con un remate de David Rodríguez que se fue fuera por muy poco tras un saque de esquina. Poco después, el atacante conseguiría batir a Herrero, pero el tanto sería bien anulado por fuera de juego.

El asedio se había convertido en monólogo, ya que el Real Oviedo no conseguía salir de su campo, ni mucho menos llegar con claridad al área de Herrera. Todo el peligro era favorable para Osasuna.

Así, en el minuto 82 llegó el definitivo 2-1 obra de David Rodríguez. El atacante rojillo conseguía anotar a la tercera y poner por delante al Osasuna.

Mazazo tremendo para las aspiraciones azules que se ven comprometidas. Las cuentas son realmente claras: Hay que ganar los tres partidos que restan si se quiere tener la mínima esperanza de jugar la fase de ascenso. La duda es si este equipo está en disposición de hacerlo. Comenzaremos a salir de dudas el próximo sábado en el Carlos Tartiere frente al Sevilla Atlético.

 

Osasuna: Herrera; Lillo, Aridane, Faño, Oier; Torró, Torres (Fran Mérida, min 52), Lasso, Robert Ibáñez (Unai García, min 85); Xisco (David Rodríguez, min 70), Quique.
Real Oviedo: Alfonso Herrero; Johannesson, Carlos Hernández, Forlín, Christian Fernández (Toché, min 84), Varela; Folch (Fabbrini, min 89), Rocha, Hidi (Aarón, min 75); Saúl Berjón, Linares.
Goles: 1-0 Linares (min 15). 1-1 Fran Mérida (min 58). 2-1 David Rodríguez (min 82).
Tarjetas: El colegiado Arcediano Monescillo amonestó a los locales Aridane, Robert Ibáñez, Flaño, Lillo y Fran Mérida, y a los visitantes Ramón Folch, Alfonso Herrero, Varela, Rocha y Linares.