Adiós al playoff

Adiós al playoff

El Oviedo cayó en su feudo ante un Palencia superior y cierra la temporada antes de lo deseado

399
0
Compartir
Los oviedistas, cabizbajos tras el final del partido (Foto: Hugo Álvarez / OCB).

El Palencia fue mejor y se impuso por doce puntos, 54 a 66, en un partido en el que no le hizo falta al equipo castellano esforzarse en exceso. El Oviedo tuvo dos opciones de rematar un playoff a favor en tierras castellanas y se encogió, flojo en defensa y ciego en ataque. La vuelta a Pumarín se hizo con más miedo que ideas y el resultado es justo. Doloroso por la ilusión creada, pero no inesperado. Hay que iniciar un nuevo ciclo para una afición que llenó el pabellón y, como siempre, agradeció los suyos el desgaste. Los jugadores dieron lo que tenían.

La dura realidad es que el Oviedo desde el principio fue a remolque. Sin que los rivales hiciesen nada especial, dejaron claro que eran superiores en todo momento. Para los de Carles Marco, acercarse a dos puntos era todo un premio, con la grada rugiendo mientras esperaba ver un equipo duro en defensa, que lo era, pero no tan romo en ataque, donde fue inoperante. Al finalizar el primer cuarto, la diferencia era de cuatro para los morados. Al llegar al ecuador del partido, nueve puntos marcaban la diferencia. Nueve puntos y la sensación de que era misión imposible.

Fabio Santana marcó la diferencia tras el descanso y los árbitros quisieron trabajar a favor de obra. No hacía falta, pero no supieron llevar un partido duro en defensa en el que optaron de mano por ser permisivos para pasar más tarde a desquiciar a propios y extraños. Muy malos.

Al último cuarto, el Palencia llegó con cinco puntos de ventaja y las ideas claras. El Oviedo en ningún momento vio la luz. En ningún momento desde hace nueve días. Y pasó lo lógico. Los morados supieron manejar las diferencias y la presión del rival, aumentándola poco a poco ante un equipo que pasó diez minutos muy malos viendo que se le escapaba la eliminatoria, la liga, la ACB. Lo que no se le escapó fue el apoyo de un público entregado que la próxima temporada volverá a llevar al equipo a la fase de ascenso.

Oviedo Baloncesto: Mouha Barro (9), Fabio Santana (15), Zoran Vrkic, Óliver Arteaga (8), Davis Geks –cinco inicial– Mike Carlson, Víctor Pérez (3), Kenan Karahodzic, Chema González (5), Nick Novak (5) y Romaric Belemene (9).
Palencia: Sergi Pino (10), Quique Garrido (6), Dartaye Ruffin (3), Nikola Cvetinovic (9), Jordi Grimau (9) –cinco inicial–, Bryce Pressley (7), Andrés Miso (5), Urko Otegui (10), Deividas Busma (5) y Sani Campara (2).
Árbitros: Ángel de Lucas y Joaquín Lizana. Sin exclusiones.
Parciales: 15-19, 10-15, 18-17, 11-15.