Evitar las vacaciones

Evitar las vacaciones

El Real Oviedo se aferra a su estadio para mantenerse en la lucha por el playoff

415
0
Compartir
Mossa, ante el Albacete (Foto: Álvaro Campo).

Parece que los de Anquela llevan una eternidad en el filo de la navaja, pero será frente al Sevilla Atlético cuando el Real Oviedo juegue su primer match ball. O ganas o te vas de ‘vacaciones’. Así de fácil para los azules (sábado 16:00, Estadio Carlos Tartiere). Tres puntos supondrían un chute de moral y seguir ‘colgado’ del playoff. Una derrota traería consigo tristeza, frustración y comenzar a planificar la temporada que viene.

Para evitar esa situación negativa, los asturianos solo tienen un camino, la victoria. Doblegar a un equipo descendido como el Sevilla Atlético ante su público para seguir soñando con la fase de ascenso. El partido puede resultar sencillo, pero Anquela ya se ha encargado de avisar de los peligros del filial hispalense, incluso habiendo descendido y con varios juveniles en su convocatoria.

Los de la capital del Principado tienen una pequeña ‘ventaja’ en esta jornada. Son el primer equipo inmerso en la lucha por el playoff que va a jugar. Esto les permite, en caso de conseguir una victoria, meter algo de presión a los equipos que le preceden en la tabla. No en vano, tres puntos permitirían al Real Oviedo adelantar a Osasuna, Valladolid y Numancia, igualando con el Zaragoza, aunque sea de manera momentánea.

Más cambios en el equipo de Anquela

Para esta final, el preparador del Real Oviedo planea realizar varias modificaciones en su equipo. La primera es regresar al 3-4-3 tras la prueba fallida del trivote en El Sadar. Anquela apuesta por la normalidad en un encuentro defensivo y apostará por el dibujo que más réditos le ha dado en lo que va de año.

El segundo cambio tiene nombre propio: Mossa. El valenciano regresará al carril zurdo tras cumplir su partido de sanción. El sacrificado será Fran Varela, que volvió a quedarse fuera de la convocatoria para este trascendental encuentro.

Pero no terminarán ahí las modificaciones. El cambio de esquema trae consigo que los azules vayan a contar con un hombre más en el ataque. El elegido será, presumiblemente, Aarón Ñíguez. Pese a la crítica en rueda de prensa, el entrenador del Real Oviedo confiará en uno de sus mejores futbolistas para un enfrentamiento tan importante como este.

La única duda será si Hidi se mantiene en el equipo en detrimento de Rocha, o si bien el extremeño mantiene su puesto junto a Ramón Folch. El resto, los mismos que vienen jugando habitualmente, los hombres de confianza de Anquela.

Los finales de temporada traen nervios y tensión. El Real Oviedo se juega la temporada en 90 minutos. Si se consigue una victoria, se seguirá mirando al siguiente partido. Una derrota haría que el club tuviera que replantearse el futuro deportivo.