Se rozó el milagro en el Tartiere

Se rozó el milagro en el Tartiere

El Real Oviedo se queda a solo un gol de un milagro histórico

814
0
Compartir
Linares, arropado por Mossa y Rocha (Foto: Álvaro Campo).

Era tan difícil que era imposible. Sin embargo, el Real Oviedo rozó una proeza histórica al quedarse a un solo tanto del playoff de ascenso. Un gol de la Cultural hubiera clasificado a los azules, tras conseguir doblegar al Huesca (2-1) y beneficiarse de la derrota del Cádiz y Osasuna.

No pudo ser. El Real Oviedo se quedó a la orilla un año más. Tras ser noveno y octavo, los asturianos han terminado en séptimo lugar. Todo el oviedismo espera que el año que viene se cumpla, por lo menos, la progresión.

Pese a todo, el Tartiere respondió de una manera espectacular. La afición coreó a los futbolistas, al entrenador y despidió al equipo con aplausos. Es el agradecimiento por el esfuerzo de todo el año.

Último movimiento liguero en la alineación de Anquela. El entrenador azul decidió dar entrada a Cotugno por Verdés. Quedaba la incógnita de si mantendría el esquema de tres centrales o si iba a apostar por un 4-2-3-1 con Johannesson en la línea de ataque. Pero, seguramente, lo más sorprendente en el inicio del partido fue ver al Real Oviedo vestir completamente de azul, sin su clásico pantalón blanco, por exigencias del departamento audiovisual de La Liga. Cosas del fútbol moderno.

Los primeros minutos del partido dejaron claro que iba a ser abierto, con ocasiones y espacios. No habían pasado 25 minutos y los porteros ya habían intervenido decisivamente en un par de ocasiones. Linares y Forlín en saques de esquina y Aarón probaron a Santamaría, que tuvo que realizar una gran parada con la pierna derecha al tiro del ilicitano. Alfonso Herrero, en cambio, realizó dos grandes intervenciones a un disparo colocado de Cucho Hernández y a un remate de cabeza de Ferreiro.

Fue el preludio al gol oviedista, obra de Johannesson. El internacional islandés remató de primeras un gran pase de Rocha. Era el tanto de la esperanza para los de la capital, acercándose al playoff gracias a la derrota del Cádiz y la victoria del Valladolid.

El Real Oviedo pudo ampliar diferencias desde los once metros en el minuto 27, pero Linares falló su tercer penalti del año y, en el rechace, envió el esférico al larguero desde el área pequeña. Pese al error, el Tartiere ovacionó al delantero en la que podría ser su despedida.

Esperando un milagro que no llegó

La segunda mitad siguió por los derroteros de la primera, con un Real Oviedo más cerca del gol, pero siempre pendiente de otros resultados, otros campos. Las radios echaban humo y en las caras de la afición se podía ver la decepción o alegría por los resultados ajenos.

Mientras llegaban noticias, Linares se despidió del Carlos Tartiere como mejor sabe, con un gol. Tras buscarlo durante toda la tarde, el zaragozano remató un gran centro de Aarón para hacer el 2-0. Un adiós con el mejor sabor de boca posible. ¿Qué delantero no firmaría que su último balón termine en las redes?

Ni siquiera el 2-1 de Jair puso en peligro la victoria azul, ya más pendientes de esperar que la carambola se cerrara con el empate de la Cultural. Los leoneses, descendidos, fueron incapaces de igualar un partido que sirvió de sentencia para ellos.

El pitido final, más que decepción, trajo desilusión a la parroquia azul, que volvió a ver muy cerca el playoff, pero no lo suficiente como para conseguirlo. Habrá que esperar una temporada más para tratar de iniciar el ansiado regreso a Primera División.

Real Oviedo: Herrero; Johannesson, Cotugno, Forlin, Christian Fernández, Mossa; Folch, Rocha; Aarón Ñíguez (Hidi, min 87), Fabbrini (Varela, 75), Linares (Toché, min 72).
Huesca: Santamaría; Brezancic, Jair, Luxo, Alexander González (Camacho, min 80); Moi Gómez, Aguilera (Kilian, min 71), Sastre (Javito, min 87); Ferreiro, Cucho, Álex Gallar.
Goles: 1-0 Johannesson (min 25). 2-0 Linares (min 71). 2-1 Jair (min 81).
Tarjetas: El colegiado Pizarro Gómez amonestó a los locales Rocha y Alfonso Herrero, y a los visitantes Brezancic, Aguilera, Sastre, Alexander González, Santamaría y Gallar.
Incidencias: Estadio Carlos Tartiere, 10.418 espectadores.